VERIFICAMOS, INFORMAMOS, VINCULAMOS

CONOCE EL CASO DE UNA POBLANA

"Freelanceo", práctica que se presta al abuso laboral, por falta de contrato

VERÓNICA DE LA LUZ

Ser freelancer*, o trabajar sin contrato establecido con una empresa puede ser satisfactorio porque, en teoría, solo se cobra por el trabajo efectivo. Sin embargo, puede ser una trampa para explotar, maltratar o despedir por el hecho de embarazarse y pedir un periodo para parir.

Marketm8 es una firma a la que Emma -le pondremos así por protección de datos personales de la afectada- ingresó como freelancer. Ganaba 8 dólares por hora trabajada, lo que le animó a ser parte de la empresa de California, Estados Unidos.

Todo iba bien hasta el momento en el que comenzó a pedir permisos para sus citas médicas, derivadas de su embarazo, pues notó un ligero acoso, mientras anteriormente su trabajo era reconocido en la firma extranjera.

A finales del 2020, la mujer poblana tuvo a su bebé y pidió un periodo para recuperarse del parto y pasar tiempo con su hijo, el cual le fue concedido. Al volver a conectarse con la empresa -pues por la pandemia, todo se hacía bajo el esquema de trabajo en casa-, la despidieron con el argumento de que su trabajo era malo.

“Tu trabajo es una mierda”, le dijo el empleador, quien antes le había comprado una computadora por la efectividad de su labor, e incluso le dio un bono de final de año.

Para evitar la liquidación, la empresa argumentó que es extranjera y la ley local no le es aplicable. Esto, a pesar de operar localmente y contratar a mexicanos y mexicanas, a quienes sí protegen las leyes nacionales.

Mientras tanto, la afectada permanece sin empleo, aunque algunas veces la firma continúa acosándola.


* Freelancer: trabajador m que trabaja por cuenta propia / trabajadora que trabaja por cuenta propia. Diccionario Pons

NOTA RELACIONADA

Empleos perdidos en la pandemia, 2020
Empleos perdidos en la pandemia, 2020

Pandemia arrasó con 37 mil 788 empleos formales en Puebla, en 2020

La información del IMSS señala que durante todo el 2020, el estado de Puebla perdió un total de 39 mil 172 empleos.