VERIFICAMOS, INFORMAMOS, VINCULAMOS

Comenzó el Nuevo Modelo Laboral en México; en Puebla arranca en 2021

VERÓNICA DE LA LUZ

El miércoles 18 de noviembre empezó a implementarse el Nuevo Modelo Laboral en México. De inicio, serán 8 entidades las que modifiquen su sistema de justicia laboral, pongan en marcha los centros de justicia especializados en la materia, y mejoren su democracia sindical. Puebla empezará este proceso en el 2021.  

Por ahora, San Luis Potosí, Campeche, Durango, Estado de México, Zacatecas, Chiapas, Tabasco e Hidalgo, iniciaron la implementación del modelo, en el ámbito federal.

La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, explicó los cambios sustantivos de este Nuevo Modelo Laboral, por el que Puebla esperará hasta el siguiente año. Te dejamos un resumen de los 3 ejes básicos:

 

Nuevo Sistema de Justicia Laboral

1) El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral empieza a funcionar, así como los Centros Estatales de Conciliación y los Tribunales Laborales federales y locales. Desaparecen las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje, cuyos asuntos pendientes, serán los últimos que resuelvan.

Los asuntos que traten los nuevos centros, se recibirán de manera personal y colectiva, y se privilegiará el apoyo de mediadores profesionales. De no llegar a un acuerdo (trabajador-patrón) en 45 días, el asunto se resolverá en un Tribunal del Poder Judicial.

 

Negociación Colectiva

2) Las negociaciones colectivas deberán tener, al menos, la aprobación de un 30 por ciento de los trabajadores para evitar que líderes sindicales negocien a su conveniencia. Se eliminan contratos de protección, firmados a las espaldas de los colaboradores. Las revisiones contractuales que ocurren cada 2 años, también deben ser respaldadas por los trabajadores.

 

Democracia Sindical

3)  Implica que los trabajadores elijan libremente a sus representantes, con voto directo y secreto. Se busca terminar con los sindicatos blancos o “charros”. Habrá paridad de género en las direcciones sindicales. Se termina la votación a mano alzada. Habrá independencia para elegir si pertenecer o no a un sindicato.

En las últimas instancias, la justicia laboral dependerá del Poder Judicial, mediante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pero se privilegiará la conciliació